Sanos Límites

Espero se encuentren muy bien. Sé que los he tenido un poco abandonados, lo sé. Y disculpen. Sin embargo, como muchos de ustedes que tienen hipotiroidismo he tenido días buenos y días no tan malos. Por altos niveles de estrés en mi trabajo y en la vida diaria, retrocedí todo lo que había avanzado y prácticamente todos los síntomas volvieron. Síntomas que inclusive no había sentido antes, hasta que un día en donde mis niveles de energía estaban tan, pero tan bajos y mi mente full perturbada por estrés y cosas de la vida, decidí empezar poco a poco a cuidar de mí. Digo poco a poco porque lo esto haciendo paulatinamente, estoy tan agotada física y mentalmente que no puedo hacer los cambios de inmediato.

Así que empecé por las cosas que puedo controlar, empecé a poner fin a las cosas que emocionalmente me estaban haciendo daño, siendo un poco egoísta, pero al mismo soltando con mucho amor, poniendo sanos límites. En su momento fue muy duro para mí, aunque muchas personas me consideran un poco fría y calculadora, pero no soy de hierro, y no puedo controlar las reacciones de las otras personas que duelen, y mucho cuando vienen de seres que amas con toda tu alma, pero te hacían daño sin saber. Ojalá todos viniéramos con un manual de procedimientos, y de cómo tratarnos unos a otros, ¿sería más fácil no?

También, empecé a poner límites en horarios de trabajo. Algunas veces cuando podemos escapar de la realidad, no enfocamos tanto en otras actividades y cosas para ni pesar. Naturaleza humana, si la mayoría de nosotros somos así, evitamos afrontar nuestra realidad y al final se nos pasa la vida dedicado tiempo valioso a esas actividades, en vez de aprovecharlo en nosotros mismos y en nuestros seres queridos.

Y aquí estoy nuevamente, tratando de poner sanos límites a situaciones y personas en mi vida, y continúo investigando un poco más del hipotiroidismo y haciendo cambios que creo que me ayudaran a mejorar tanto mi ánimo, como mi condición física. Probando, cambiando y adaptándome, como lo tenemos que hacer en nuestro día a día.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *